Translate

lunes, 3 de agosto de 2015

PACO MOYA, CERAMISTA

Paco Moya en su taller
Gracias a mi agradable dedicación a este blog, día a día voy conociendo mejor nuestra ciudad, en el que navegar por las redes sociales descubro que al igual que yo, existen muchas mas gente que se sienten orgullosos de ella.


Ntra. Sra. del Rosario Doloroso. Retablo obra de Paco Moya
Rincones que muchos de nosotros desconocíamos sus anécdotas, sus historias o su existencia y  que en cada uno de mis paseos voy descubriendo. Pero si hay algo que mas me ha fascinado son el mundo de la cerámica, tan llena nuestra ciudad y tan desconocida por todos.

Hay tres circunstancias que me ha llevado a conocer y llevar a conocer este mundo del arte de la pintura en azulejo cerámico.

 La primera circunstancia no es otra que el acercarme con detenimiento a la época del AL-ANDALUS y la de la Exposición Iberoamericana del 1929 tan representada en nuestra ciudad y llena de momentos de gran esplendor de nuestra tierra.

Donde la perfecta combinación del barro de nuestra tierra, el agua de nuestro río y las manos de nuestros grandes artistas han hecho posible que disfrutemos de ese legado dejado en muchos edificios y monumentos por el que a diario transcurrimos.

Una segunda circunstancia es mi trabajo, por él paso bastantes horas semanales moviéndome a lo largo y ancho de nuestra ciudad. Eso me brinda la oportunidad de redescubrir esas maravillas realizadas por esos genios del pincel y del azulejo que nos han dejado testimonio en cada calle de Sevilla

Ntro. Padre Jesús Cautivo y Rescatado.
Retablo obra de Paco Moya

La tercera circunstancia es gracia a un compañero del trabajo que en una de mis faenas tenía que dirigirme a la calle Manuel Casana y me puso en aviso la existencia de un bonito retablo en honor del Cristo del Gran Poder. Eso hizo que me parase unos segundos, lo fotografiara e hicera que fuera la primera publicación sobre retablos cerámicos de este blog.
 
Hace unos días he tenido la fortuna de conocer a uno de estos artistas que trabajan en este mundo de la cerámica pintada a mano, gracias a una de las publicaciones que realicé sobre La Real Venta de Antequera. No es otro que Paco Moya.

Cuando entro en la Venta de Antequera y me paro a contemplar el laberinto de obras de cerámicas que existen en cada uno de sus edificios y rincones de sus jardines, reconozco dos firmas en las obras allí expuestas, una la de Enrique Orce, magnífico maestro ceramista de reconocido nombre en el mundo cerámico. Y la de Paco Moya.... Pero quien era él.

Tras averiguar la existencia de Paco Moya, un ceramista con el taller en Dos Hermanas y que en principio creía estar en la pista de algún familiar de quien en origen realizara algunos de los retablos allí existente. Nada mas lejos... había encontrado al artista que había realizado la restauración y reconstrucción de algunos de esos trabajos cerámicos de la época y que había sido vandalizados en éstos años de decadencia de la Real Venta de Antequera
 
Son muchas las obras que Paco Moya tiene en toda España, pero son dos las que destacaría en nuestra ciudad. La ya mencionada restauración de muchos de los azulejos de La Real Venta de Antequera y los retablos de Ntro. Padre Jesús Cautivo y Rescatado y Nuestra Sra. del Rosario Doloroso del Polígono de San Pablo.
 
Os invito a que visitéis su blog para ver muchas de sus obras (el enlace lo tengo en el apartado de blog amigos) y os dejo las fotos de los retablos del Polígono de San Pablo, donados por la familia Carmona Fernández a la Hermandad y montados en la puerta principal de la Iglesia de San Ignacio de Loyola.


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario