Translate

martes, 29 de diciembre de 2015

LA ERMITA DE LA VIRGEN DEL ARA "LA CAPILLA SIXTINA EXREMEÑA"


Me vais a permitir que haga una excepción en esta publicación y no sea en esta ocasión para mostraros algunos de los rincones o monumentos de Sevilla y se la dedique a esta joya del Sur de Extremadura como es "La Ermita de la Virgen del Ara".
 
 
Se encuentra situada a unos 7 kms de Fuente del Arco y dentro de su término municipal, en las estribaciones de Sierra Morena. Su construcción data del final del Siglo XV o principio del XVI.


En 1736, se finalizó las pinturas de la bóveda del Santuario, con un magnífico programa iconográfico desarrollado sobre la bóveda de la iglesia, de autor desconocido aunque probablemente de la escuela llerenense, y evocando de forma directa creaciones de grandes maestros.


La ermita es declarada Bien de Interés Cultural, con la categoría de monumento el 2 de octubre de 1993.

A continuación os cuento una leyenda de la aparición de la Virgen y construcción de la Ermita en ese lugar


Habitaban en esta zona la Princesa Erminda y su padre, el rey moro Jayón, que era ciego

Bien pudiera ser que estos personajes de la historia, fueran reyezuelos Taifas, es decir, los pequeños reyes que en el último periodo de la denominación musulmana habitaban en la península

Bueno, pues un buen día la Princesa se encontraba jugando junto a una fuente y se le apareció la Virgen María, en forma de una joven doncella, sobre la copa de una encina. Esta aparición se hizo más frecuente, hasta que un día vio brillar sobre la cabeza de la jovencita una aureola destellante




Erminda le preguntó:

- ¿Quién eres?
- La Virgen María, -le contestó la jovencita-.
- Pues entonces, si eres la Virgen. ¿Por qué no le devuelves la vista a mi padre?.
- Lo haré, pero cuando os convirtáis al cristianismo

Al convertirse Erminda y Jayón, este recobró la vista

Entonces comenzó a levantarse una capilla en su honor en un lugar muy cercano, donde hoy figura una cruz de hierro; pero lo que construían durante el día, por la noche se derrumbaba. Así, el rey empezó a tener miedo y trató de huir del lugar, pero al intentar atravesar la Ribera del Ara, el agua se lo impidió

Habló con la Virgen y Ésta le dijo que la ermita que estaba construyendo se le derrumbaba porque no la hacia en el lugar que Ella deseaba. Es decir, en la encina donde se aparecía. Así pues, se levantó la ermita en el lugar en el que hoy existe, y se dice que la encina se cortaba y volvía a retoñecer

La construcción de la ermita la realizaron todos los moros convertidos y uno que abandonó renegando su fe cristiana, los demás lo castigaron y lo pusieron preso de corma (especie de cepo formado por dos tablas que lo ponían en los pies para que no pudiera moverse) y cadenas; después se vería libre de este castigo por mediación de la Virgen

 

 

 

 



 


 

 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario