Para que puedas leerlo en tu idioma

jueves, 22 de febrero de 2018

LEGADO DE JUAN MARTÍNEZ MONTAÑÉS EN SEVILLA: SAN BRUNO






 Esta talla representa la figura de San Bruno. Se encuentra en el museo de Bellas Artes de Sevilla, procedente del Monasterio de Santa María de la Cuevas, Sevilla. 

Martínez Montañés firmaba contrato el 10 de Marzo del 1634, recibiendo 100 ducados de vellón como anticipo, de los 400 en que se había tasado la obra. La porlicromía fue tasada en otros 100 ducados y 900 reales, por lo que el costo total fue de 500 ducados y 900 reales.


Su destino sería una capilla propia en el monasterio de Santa María de las Cuevas, dedicada a San Bruno en la que se insertaría la talla en el retablo principal.

Realizada en madera, mide 1.60 m de altura y repesenta a San Bruno, fundador de la orden de los Cartujos, con su habitual hábito blanco. Es una imagen concebida para procesionar, como así era los días de Corpus Christis en la que presidía la procesión claustral.

El santo porta en su mano derecha una cruz y en la izquierda un libro, símbolo de sabiduría u objeto devocional.


Bruno de Colonia nació en 1030 y murió el 6 de Octubre de 1101. Las primeras noticias que se tienen de San Bruno, fue como canónigo de Colonia. Realizó estudios de letras seculares y teológicas, estudió teología en Reims, Francia, donde llegó a ser catedrático en 1507. Fue director de enseñanzas en Reims. Entre sus estudiantes estuvo Eudes de Chatillón, conocido cmo el Papa Urbano II.

Tras la muerte de su maestro Raymond Diocrés y la revelación de que éste se había condenado, Bruno decide adoptar la vida eremítica bajo la dirección de Roberto Molesmes.

El obispo de Grenoble, le cede la zona montañosa de la Cartuja o "Chartreuse" en fances, donde construye un oratorio rodeado de celdas, donde nace la orden de la Cartuja en 1084.

Fue llamado a Roma por el Papa Urbano II, donde le ayuda a su reforma. Prefirió la vida contemplativa, llegando incluso a renunciar al arzobispado de Reggio. Se retiró a la Cartuja de la Torre, Calabria, donde vivió en la mas absoluta soledad junto a unos pocos laicos y algunos clérigos, donde murió y fue enterrado.

San Bruno no fue canonizado de forma oficial, ya que los cartujos rehuyen de toda manifestación pública. Pero el papa León X da permiso para celebrar la fiesta de su fundador en 1514 y Clemente X la extendió a toda la iglesia de occidente en 1674.


El monasterio de Santa María de las Cuevas, lugar original de la imagen, fue la octava fundación de la Orden en España, tras la invitación realizada por Alfonso II en 1163 a los Cartujos.

El monasterio de la Cartuja sevillana se fundó sobre el 1400, siendo arzobispo D. Gonzalo de Mena, benefactor de la ciudad, sobre todo con las capas marginales.



Se construyó junto al río, por entonces termino municipal de San Juan de Aznalfarache, junto a la cueva donde tradicionalmente se cree apareció una imagen de la Virgen. Allí permaneció durante siglos, hasta el el XIX, cuando sufre la desamortización de Mendizabal, que lo convirtió en fabrica de porcelana y loza bajo la tutela de Charles Pickman. Actualmente es el Centro Andaluz de Arte Contemporanio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario